Noticias

DSC_0855

El Gobierno del Estado, por cambiar paradigmas en la procuración de justicia ambiental

 

Morelia, Michoacán, a 20 de septiembre de 2016.- Con el objetivo de mitigar los efectos del cambio climático y  preservar el medio ambiente, durante el primer año de la administración que encabeza el Gobernador Silvano Aureoles Conejo la Procuraduría de Protección al Ambiente (ProAm), que encabeza Juan Carlos Vega Solórzano, ha trabajado de manera cercana con las y los michoacanos recibiendo 167 denuncias ciudadanas, realizando 147 actuaciones para atenderlas, abarcando el 50 por ciento del territorio estatal.

 

A la par, y con el objetivo de fortalecer la protección de los recursos naturales, la ProAm realizó 198 visitas de inspección y vigilancia a empresas de competencia estatal para comprobar el cumplimiento de obligaciones normativas que garanticen un buen manejo y procesamiento de los residuos e impacto ambiental de sus actividades. Como resultado de estas actuaciones, y en seguimiento al periodo anterior a octubre de 2015, se elaboraron 577 dictámenes técnicos, que buscan priorizar el resarcimiento de los daños acometidos al ambiente.

 

Al respecto, Vega Solórzano subrayó que el Gobierno que encabeza Silvano Aureoles Conejo “tiene el compromiso de modificar los paradigmas en la procuración de la justicia ambiental, siendo enfáticos en el resarcimiento del daño ambiental mediante la aplicación de medidas compensatorias que favorezcan el entorno en el  lugar de la afectación en detrimento únicamente de la acumulación de expedientes”.

 

Por último, el titular de la ProAm expusó que la dependencia estatal, en coordinación con la Delegación en Michoacán de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa Nacional, Procuraduría General de la República y la Secretaría de Marina, llevaron a cabo operativos especiales para la conservación y vigilancia del patrimonio natural: 25 visitas a las Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca; dos visitas de acompañamiento a las playas de desove de tortugas marinas; y salvamento de aves marinas contaminadas por derrame de combustibles fósiles en el puerto de Lázaro Cárdenas.