Noticias

IMG_6926

REACTIVA PROAM PROGRAMA DE MONITOREO A VEHÍCULOS OSTENSIBLEMENTE CONTAMINANTES.

•Vehículos oficiales, particulares y del transporte público serán evaluados.

 

Morelia, Michoacán a 05 de septiembre de 2017.- Una vez publicado en el periódico oficial del Estado de Michoacán, tal como se había anunciado, la Procuraduría de Protección al Ambiente reactivó los operativos de monitoreo a vehículos ostensiblemente contaminantes teniendo como punto de evaluación el libramiento norte de la ciudad de Morelia a la altura de la colonia Isaac Arriaga.

 

Durante esta segunda etapa de monitoreo, el cual se realizó con el apoyo de personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, se detuvo a los vehículos que emitían humo de color azul o negro y se procedió a realizar la evaluación correspondiente por parte de los inspectores de esta procuraduría, dando como resultado la retención de cuatro tarjetas de circulación a los propietarios de las unidades, de las cuales una pertenecía al servicio del transporte público,  mismas que serán entregadas a sus propietarios una vez que estos acudan a realizar la verificación de su vehículo.

 

Es importante recordar que una de las bondades del programa, es que una vez que el vehículo no ha aprobado la evaluación, se le da al responsable un periodo de 25 días hábiles para que repare y verifique su automotor sin ningún tipo de sanción, por lo que esta acción se realiza sin ánimo de lucro, sin embargo en caso de vencerse este plazo, el automovilista deberá pagar una sanción económica de 10 UMA´s.

 

Cabe mencionar que hasta el mes de mayo la ProAm realizó 127 evaluaciones y 122 retenciones de documentos a propietarios de vehículos ostensiblemente contaminantes, por lo que refrenda su compromiso por superar la meta proyectada para este 2017, la cual era de un 25% más que el año anterior, tomando en cuenta los cambios realizados en el programa de operación anual.

 

Los operativos continuarán realizándose de forma aleatoria y sorpresiva en la capital michoacana para captar vehículos ostensiblemente contaminantes, a través de patrullas.